Un poco de historia

Gandalf es una Asociación Cultural de iniciativa social sin ánimo de lucro; iniciativa social porque partimos de las necesidades del entorno, recibimos y creamos.
Nos encontramos en el barrio madrileño de Vallecas, al que algunos jóvenes describen de la siguiente manera.

"Mi barrio es un lugar con edificios que alcanzan las 13 plantas. Tiene varios parques distribuidos por él. El denominado Parque del Toro, en el que los niños y no tan niños, pasan las tardes cada día. Más alejado se encuentra el parque que yo llamo sin nombre, puesto que cada cual lo llama de una manera distinta. Este parque es alargado y tiene muchas montañas artificiales poblándolo. Su mayor atractivo son dos lagos con un agua sucia y contaminada, algunas pistas deportivas y un carril para bicis.Los demás elementos son los típicos de la ciudad, establecimientos como bares, tiendas o supermercados." (David Sierra)
"Vallekas es un barrio conflictivo, según mucha gente y a verdad es que en parte tienen razón, pero hay mucha gente estupenda con la que charlar y pasar un buen rato. Es un bonito lugar para vivir, ya que aparte de la gente tienen muchas zonas verdes, como el Parque Lineal y el Parque del Toro. Para la diversión y la juerga también tienes muchos pubs a los que puedes ir con tus amigos, tanto para jóvenes como para no tan jóvenes." (Noelia Toscano)
Comenzamos nuestra andadura en 1985 cuando un grupo de personas involucradas en la educación detectaron la necesidad de crear un espacio para aquellos jóvenes mayores de 14 años que finalizaron su etapa escolar sin obtener un título básico.
El trabajar con esta población fue el resultado de un pensamiento; como grupo social era y es uno de los más desasistidos y creímos que debían tener prioridad a la hora de proyectar la asociación. A lo largo de estos 25 años nos fueron cediendo espacios para llevar a cabo las actividades, consiguiendo ampliar nuestra oferta a población adulta e infantil, autóctona o de otros países con una finalidad común: crear espacios educativos, preventivos y de desarrollo comunitario. Ya en 2000 conseguimos un local alquilado al Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) asentándonos así de manera estable en el barrio. Trabajamos en Educación Formal y No Formal buscando diseños formativos que faciliten el trabajo conjunto de personas que acceden a la educación desde cualquier ámbito, permitiendo una reflexión sobre la Educación Informal a la que consideramos fundamental en el conjunto de la educación de cualquier persona.
Actualmente, colaboramos unas 14 personas, todas ellas voluntarias,  y nos dedicamos  a las labores de educación, ocio y tiempo libre, gestión y coordinación. Nuestros fondos de financiación son subvenciones para el desarrollo de proyectos.
En 1997 se nos concede una Mención Nacional de Honor por el trabajo realizado en favor del acceso a la Educación de grupos socialmente desfavorecidos convocado por el Ministerio de Educación y en 2000 el 2º Premio Nacional de Educación "Miguel Hernández" convocado por el MEC.
En 2011 la Comunidad de Madrid nos reconoce como Centro de Día de Infancia y Adolescencia.